viernes, 7 de agosto de 2009

Breves II

Me sirven el café. Pago. Mi vecino, de dos taburetes más allá, dice "No se lo cobres, lo pago yo". El camarero se da la vuelta como viniendo hacia mi para devolverme el importe. "No, no, cobrarme" le digo al camarero y al parroquiano "Otro día será". Mierda, ya no le he vuelto a hacer caso a mi madre, he hablado con un desconocido. El me replica "Aquí en el pueblo somos así un día unos un día otros". Cuando salgo del bar pienso que he estado a punto de dejar que me arruinasen mi carrera política.

7 comentarios:

Xim dijo...

Quizás simplemente estaba intentando ligar...

SuMMertime Kss

XiM

theodore dijo...

Di que sí, que seguro que el siguiente día, que te tocaba pagar a tí, el tío se pide una botella de Moet & Chandon. Que la gente es mu lagarta :-)

(a)political kisses.

Thiago dijo...

olas cari... sigues por aqui publicando o estas de vacas? voy a ver tu blog, ahora,, que tengo un poco de tiempo... ni me echas de menos ni nada... Y es que una carrera politica implica dejar muchos cadaveres por las cunetas, jaja

bezos

Stanley Kowalski dijo...

Te sentís bien Chevy? Me preocupás . . . . . . . . . . . .

BESOTES BONITO.

alex dijo...

Será que quería ligar contigo? Porque si no lo conocías de nada ya me dirás. Que cosas raras ocurren en los pueblos.

Besitos cielo

coxis dijo...

hiciste bien, que lo de "hoy pago yo, mañana pagas tú" es un coñazo que pa qué

EdeEngreído dijo...

O quería ligar, o después del café iban los trajes.