lunes, 5 de octubre de 2009

The first time

PARTE I

- Venga, va.
- Que no, que a mi estas cosas…
- Pero si es un momento de nada y…
- Nunca lo he hecho…
- Va…
- ¿Siempre tiene que haber una primera vez?
- Si, siempre.
- Y… ¿qué se siente?
- Una sensación irrepetible.
- Que no, que no.
- Venga va…
- Joder
- Joder, ¿qué?
- Que a mi estas cosas no me van.
- No seas nenaza, hombre!
- Pero tú de que vas!
- Mírame, aquí estoy. No pasa nada, hombre.
- En que quedamos, hombre o nenaza.
- Venga, no despistes.
- Venga –digo con resignación mientras empezamos a subir las escaleras.
- No te arrepentirás.
- No se yo…
- La gente por aquí, ¿no es muy joven?
- Si.
- Cada día se hacen cosas más pronto. Cuando tengan mi edad, ¿qué harán?
- Cuando la tengan te lo digo.


PARTE II

- ¿Y?
- Espera
- ¿Ya?
- Nooooo.
- ¿Por qué tiemblas?
- No lo se. Tiemblo y punto.
- Tampoco hay para tanto.
- Ha sido lentamente rápido.
- ¿Y?
- Brusco.
- Es lo que tienen estas cosas, y sobre todo la primera vez.
- Duele.
- Eso es que no estás acostumbrado.
- ¿Te llegas a acostumbrar?
- Si, si, pero te tiene que gustar.
- Perdona, pero ¿qué quiere decir gustar?
- Que te cause placer.
- Ah, púes no me ha gustado.
- Pues ya no tiemblas.
- Y creo que he perdido algo.
- Si era la primera vez, la virginidad.
- Pues más que la virginidad, creo que he perdido el alma.


EPÍLOGO

El alma la perdí a los dos segundos. Más que perderla, creo que se quedó atrás. No duró más de treinta segundos. Conceptualmente, nada, realmente una eternidad. La primera vez. No me gustan estas cosas, y mira que hay gente que sí que les va. Mal de muchos consuelo de tontos. Me dolió. ¿Seré tonto? Igual es que no había cariño. Sólo violencia. Más que una descarga es un vaciado de adrenalina. Pasados un par de días y seis pastillas Voltarén la inflamación remite.



NOTA: El “Furius Baco” es una atracción del parque de atracciones Port Aventura. Alcanza los 135 km/h en 3,5 segundos. Se superan los 4G de fuerza. Aquí hay un video, ¿disfrutan?

ACLARACIÓN: La fotografía que te hacen justo cuando sales disparado, es una nueva versión de la famosa canción “The first time ever I saw your face”. No es una versión cantada, es todo un poema!!!

5 comentarios:

theodore dijo...

Pues yo quiero perder la virginidad así también, anda que no tiene buena pinta. El muchacho del vídeo se tuvo que tragar unas cuantas toneladas de mosquitos. El del texto encontrará el alma, o el alma a él, por suerte o desgracia siempre vuelve a su sitio.

Rollercoaster kisses.

Thiago dijo...

jaja todos jugamos con la primera vez, literal y literariamente... Lo bueno es que al ser tan promiscuo (como buen gay...¡viene en el libro!,jaja) pues hay muchas "primeras veces" Vamos que cada vez que veo una "atracción" nueva es una primera vez... Claro, la virginidad cada vez es mucha virginidad y no cuela, no? jajaja


Bezos

Stanley Kowalski dijo...

Prefiero permanecer virgen (aunque sea de algo), pero paso de este divertimento.
El relato, sublime como siempre.

BESOTES QUERIDO AMIGO!

alex dijo...

Ozu, que yo no le veo la gracia a montarse en una montaña rusa y sufrir de esa manera. Sobre lo otro, no se, ya te contaré un día, a ver que tal. jeje

Besos cielo

Chevy dijo...

Theodore:
EL del video tiene pinta de pasarselo mal, pero cuando se para pone cara de "aqui no ha pasado nada". Y yo que pensaba que ya era un desalmado...

Thiago:
Ves como no soy tan bueno. Se me había pasado lo de las "atracciones". Jajajaja. Pero sirve si es la virginidad del otro, ¿no?

Stanley:
Ya, pero yo no queria, solo son dos segundos de nada. Que valiente decirlo ahora!!!

Alex:
Yo tampoco le veo la gracia, al menos ha dado para un post y quien sabe si otro día... jajajaja.

A todos, gracias por vuestros comentarios.

Kisses (for everybody)