viernes, 23 de octubre de 2009

Provocando es ... ¿un oficio?


Harlem Jazz Club, el nombre promete. El local tiene una barra a la izquierda, tal como entras, y da paso a la sala propiamente dicha. Al fondo, una pequeña tarima, donde se aprecia una batería, un sencillo teclado, algún micro y un par de bafles. Iluminación general tirando a pobre. Llegamos tarde, y la sala esta prácticamente llena. Público, para mi sorpresa, variopinto, fauna que va desde rastas antisistema a zarapijos, pasando por gente normal (¿yo?). Para ser justos, la media era eso, "ordinary people".

Salen los miembros y la “miembra” de la banda. Cambia la iluminación, a tenue. Aparece el artista. Su indumentaria me hace dudar de si se ha escapado del casting de "Ágora", lleva una especie de saco que le llega casi hasta las rodillas, eso si, con cinturón. Empieza el concierto, el tono que utiliza es entre íntimo y susurrante. El equipo de sonido, de la señorita Pepis, no ayuda, en los estribillos sube el tono y algo se escucha. Tras nuestro, la gente habla. ¿Han pagado para ir a hablar a un concierto? Media hora después, todos se retiran a descansar. Por un momento pensé que el whisky llevaba algo más. Media hora!!!

Si, y tras otra generosa media hora, amenizada con un "entre dos aguas" tocada por un cd acompañado por un guitarrista (en y vivo), todos volvieron al pequeño escenario.. Me trajeron el segundo whisky. La segunda parte duró un cuarto de hora más. Uno que estaba a mi lado dijo "es un poeta!". Y la gente, ya no tan curiosamente (uno se cansa de hacer shhhhiiii), seguía hablando de sus cosas, pero interrumpían sus, supongo, interesantes conversaciones, para cantar los estribillos. Y se acabó.

Tras una larga ovación salieron a hacer un bis. Eso si, una canción hilarante, que es como una tourné por toda Cataluña, con vicios líquidos, adicciones de todo tipo, sexo y una dosis de violencia. “Edificante”, pero la pieza tiene su "gracia".

No fui a oír música. Fui a ver un concierto, en el que me interesaba saber el tipo de público que asistía y la puesta en escena del cantautor. Haber podido escuchar alguna de sus letras, también hubiese estado bien. Maleducados e impresentables los hay por todas partes. Muchos de sus temas son pura provocación y que a más de uno le puedan parecer que se pasa de la ralla. Malas lenguas dicen que eso es lo tiene que tomar para hacer el bufón, lo que sí que hace es fumarse un petardo cuando interpreta el tema La colilla. El cantautor, no está en mi lista de preferidos, está en un apartado raro, que llamo “lo que nos rodea”. ¿Qué opinarían Jeanette y Lou Reed de todo esto? Ah, se me olvidaba, el concierto era de Albert Plà.


7 comentarios:

Xim dijo...

¿No me digas que pagaban para entrar? porque para soportar las aberraciones que lleva a cabo el bodrio este sería lo último en "decadence", así nos va el país... Cría cuervos...

Petonets anyway

Xim

Thiago dijo...

Cari, un post personal? jaja no me lo puedo "de creer" jajaj Pues no sé, la verdad es que me has dejado de piedra.... YO tenía a Albert Plá por un tipo inteligentísimo que movía masas de intelectuales y toda esa polla..., no sé.

Lo que no me quedaron claro son tus motivos para ir, yo creo que fuiste para hacernos uno de tus post, jajaja Ligaste?

Bezos

Chevy dijo...

Xim:
Pagaban, si y pagé. Creo que son cosas que se tienen que ver. Si el país fuese realmente así, creo que hubiese tenido que llenar estadios enteros de gente. No creo que fuesemos más de 100.

Thiago:
Ya sabes que tus deseos son órdenes para mi. En alguna película lo han colado, en una de la Coixet y en Airbag, como mínimo. Creo que los motivos los dejo más o menos claros: curiosidad. Ligar, ¿eso que es? Jajajaja.

Kisses

alex dijo...

Ummm un concierto experimental que había que ver, Bueno, de todo hay que probar, y de todas las cosas tenemos que beber, jejej

Un beso cielo

the runagay dijo...

Sólo conocía al Plá de oidas. Lo del sonido cutre no era sólo en la sala, métete en su web. De vergüenza. De cualquier forma a mi me pone lo alternativo, lo friqui-culto y las salas con ese miniaforo. Yo te hubiera compañado.
Outlaw kisses.

tatojimmy dijo...

Pero el objetivo de tu visita a ese sitio con nombre tan guay, está cumplido. Viste el ambiente, viste la gente, y comprobaste como era esa gente. Y te cagaste en ellos, o sea... fíjate ya hiciste más de lo que pensabas. A lo mejor por ello, te debían haber cobrado más.
¿El whisky estaba incluido en la entrada?
¿qué whisky era?
¿con hielitos o seco, en vaso ancho y bajo?
Si un día voy por tu pueblo, espero me lleves a sitios así de cools... sip.
;P

besos.
muchos.

Stultifer dijo...

Hay veces que es más interesante conocer el tipo de público que va a una actuación que lo propiamente dicho. Ejemplo: Me gusta más el público que asiste a los combates de lucha que la lucha en sí misma.