viernes, 20 de noviembre de 2009

Diván X

- Buenos días, es la primera vez, ¿no?
- Si, si, es la primera vez que vengo a verle.
- Bien, usted dirá.
- Buenos días.
- ¿Desorden temporal?
- ¿Cómo?
- Me ha respondido en orden inverso.
- Quien me ha mandado meterme en este berenjenal…
- Reconocer que uno no está del todo bien es un primer paso para…
- Eh, eh. pare el carro.
- Soooooo.
- Y encima graciosillo.
- Disculpe.
- ¿Puedo empezar?
- Si, si, igual me he precipitado al utilizar la técnica del diagnóstico precoz.
- Seguramente. Bueno, yo venia, no por mi, es un problema que no es mío aunque he de reconocer que me empieza a afectar.
- La negación del problema nos puede dificultar el tratamiento.
- El problema existe, no lo niego, pero…
- Hace muy bien en acudir a un profesional…
- Si, pero no vengo porque yo tenga un problema, el problema lo tiene otra persona.
- Defensa aloplástica.
- ¿Cómo?
- Sitúa la responsabilidad de sus problemas en los otros.
- Evidentemente, yo no soy el responsable de nada. Estoy aquí por que le quiero.
- ¿Y no estará utilizándolo para conseguir sus propios objetivos?
- Si, pero…
- ¿Usted fuma? ¿bebe?
- Si y si, pero socialmente.
- Bien, bien, cada vez veo más claro el diagnóstico.
- ¿De quien?
- De usted.
- Yo no he venido aquí para que me diagnostiquen. Yo no tengo ningún problema.
- Ahora, defensa autoplástica.
- Estoy por pegarme un tiro.
- ¿Intenta manipularme?
- No, no, antes se lo pego a usted.
- Eso demuestra su incapacidad de amar.
- Usted está tonto.
- No, no. Hacía tiempo que no veía un caso más claro. Es usted un psicópata.



Theo llevaba ya tres noches durmiendo nada. Todo lo que había construido con Chevy se estaba derrumbando. Desde que Thiago le había otorgado el prestigioso premio Blog Plateado de la Semana XLVII, era todo un sinvivir. La obsesión de Chevy, crecía día a día (y noche a noche). El gran corazón de Theo, ya no daba más de si. Le dejó hacer el primer día, por aquello “ya se le pasará”, aunque le costó aceptar que se comprara aquella cazadora. Al día siguiente, en lugar de poner Cola-Cao en la leche, se puso óxido de plata, pretendiendo hacerle una lluvia plateada. Por la noche le apareció con unos pendientes “ositos Tous” que junto con la cazadora sólo pudo decir “Ay madre mía”, para continuar con un “ya se le pasará”. Esa misma noche, tocó discutir el tratamiento, que si, “excelencia”, que si “su serenísima”, que si “usía”, total, para acabar por no decidir nada. Dormir, lo poco que pudo, entre sábanas plateadas, tampoco le importó. Se empezó a preocupar cuando supo que había quedado con la dentista para que le cambiase todos los empastes blancos por unos de compuestos de plata, “es que duran más” argumentó. La cena representó una tregua, el lenguado a la papillote que había cocinado le hizo reflexionar un “no se le pasa, pero cocina de puta madre” y sus proyectos de pasar una temporada con Stan en La Plata, tampoco le preocuparon en exceso. Pero ya en la alcoba, las últimas gotas colmaron el vaso. Había puesto una ampliación del premio de 240x180 cms allá donde tenían aquel cuadro tan bueno, le hizo una especie de “pasarela Cibeles” con el nuevo modelito que se había comprado, y que, ante grotesca visión, Theo solo pudo decir “Una talla más, tal vez” y para finalizar, mientras se desnudaba, vio que llevaba puesto el Andropenis. Theo se quedó mudo. Chevy dijo: “Es que tengo que estar a su altura”, a lo que Theo respondió con un flemático “Dirás mejor, a su largura”.

Al día siguiente, visto que el tema no mejoraba, se fue directamente a ver al terapeuta de Chevy.

8 comentarios:

Stultifer dijo...

A estos pacientes hay que decirles que dibujen una casa. Los que se nieguen a dibujarla es que necesitan atención psiquiátrica.

Thiago dijo...

jaja cari, pues te digo la verdad, si llego a saber que hay tanta intimidad entre Theo y tu, (vamos que sois marido y marido) y que esto iba a suponer un problema, ocn el distintivo plateado de Theo igual ya teniais para los dos, yo me ahorraba uno (con lo cotizado que van, jaja) y Theo una visita al psicólogo, jaja.

Tu desde luego psiquiatra no sé si terminaste la carrera, pero seguro que al menos leiste "El Mundo de la Psiquiatría" en 20 tomos y un apéndice que regalaba "Chupa-chups" si te comprabas la bolsa gigante con más de cien mil chupas, eh, jajaja. Pq en tu post yo te veo no, como marido de Theo preocupado el premio, no como paciente, si no, en realidad, te veo como el profesional, francamente, jajaja

En fin, cari, tu sabias que mi preciado galardón sería algún día tuyo, incluso antes de empezar el blgo, desde que me mandaste aquel escrito que no sé si llegaste a publicar. Pero dartelo antes de que te consolidaras como uno de los mejores blogueros sería como un intento de publicitarte, y sin embargo, ahora te ha llegao en lo mejor de tu carrera, cuando has triunfado por ti mismo, con tu gracia, tu ironía y tu buen hacer y, por qué no decirlo, tu puntito de mala lleche, jajaja

Si no fuera pq estás casado con Theo te diría que te quiero mucho, pero como luego viene tu marido a ver dónde ponemos el acento, pues no te lo digo

Hala, bezos, con dios.

P.S. Me llevo -ya estoy como stultifer, xD- todos los objetos plateados, menos el alargador del pene, que a mi francamente no me hace falta, jajajaj. Lo dejo por ahi por si le sirve a algún picha-corta.

theodore dijo...

Como si no tuviera yo bastante con mi terapeuta y me toca meter las narices en el tuyo. Lo que tiene que hacer uno para salvar su matrimonio. Menos mal que suelen tener por norma no atender a parejas si no es en una "terapia de idem", si no, lo teníamos claro. Porque el ilustre tiene un puntito que me pone, y ya es lo que me faltaba.

...y además es bueno, el puñetero, ha captado que soy un psicópata en menos que canta un gallo. Al mío le costó años. Es malo o yo disimulo bien?

Eso sí, beloved husband, me pones (ups, como me pones) demasiado bien. Deberías contar que me dejo el lavabo lleno de pelos y que nunca friego los platos,que soy inútil en la cocina y bastante soso en la cama. Ya sabes, todas esas tonteriítas que nos hacen discutir tan a menudo, je je.

PsychoDrama Kisses

Runagay dijo...

Aún recuerdo cuando los premios eran motivo de modestia (http://oriotavresbo.blogspot.com/2009/03/premio-symbelmine.html). Supongo que después de tantos Divanes y Absurdos la mente puede ir a la deriva. No me refiero a la del galardonado sino a la mía. Porque está claro que la tuya,mister Chespir, 'progresa adecuadamente' ya que ha sabido encontrar en algo incómodo un verdadero filón de inspiración.
Yo, a estas alturas del galardón, necesito que me pidas una cita con tu loquero y tirarme un rato en el diván, a ver si me despejo un poco. Espero que me hagan una rebajita, qué menos.
21st century schizoid man kisses.

Stanley Kowalski dijo...

Jajajajaja!!! Buenísimo!!Yo sabía que poco a poco íbamos a caer todos!!
Ya sabés que El Diván es uno de mis preferidos. Chevy, te dije que sos un genio??

Además te estaba esperando en mi blog, jajajaja!!!! Recuerdo que en un post que puse dos fotos de Audrey, ya me habías amenazado. Prometo no volver a poner NADA de Audrey, ok?

BESOTES AMIGO Y BUEN FINDE!

Chevy dijo...

Stulfiter:
Directamente al frenopático.

Thiago:
Theo se lo ventiló con un post de musica dedicada, muy pulcro, eso si. Jajajaja.

No estudié, nada, de eso, de lo otro poco, pero tenía que sacar al psicologo de paseo.

Si, si, a mi también me cae bien Gallardón, aunque ese pelo ondulado, no es de mi agrado.

Me puedes decir lo mucho que me quieres, que Theo es muy moderno, y yo más. Mira, se ha ido a Madrid, sin mi...

Theodore:
¿Que mi terapeuta te pone? Pero si solo hace que interrumpir, es un maleducado.

Tu terapeuta no es malo, pero si alaaaaaaaarga el proceso, mas cobra, ¿no?

Y a quien le importa eso, pero no me insistas en demasáia que lo suelto todo, con pelos y muchas señales.

Runagay:
Los premios los recojo con la misma modestia que antaño. Algo he evolucionada. Ese me lo dieron cuando llevaba un mes en este mundo. Estaba un poco verde y casi no "conocía a nadie". Y en una cosa no he cambiado, sigo sin propagar el efecto "Madoff" de muchso de ellos. La agenda de mi lñoquero esta muy pero que muy llena, pero si te sirve hablar conmigo...

Stanley Kowalski:
"Te estaba esperando en mi blog", ¿y no en La Plata? Jajajajaja. ¿Es cierto que tras un argentino hay un terapeuta?
Gracias por la Audrey.

A todos, gracias por vuestros comentarios.

Kisses (for everybody)

alex dijo...

Vaya, vaya. lo que da de si el premio de Thiaguin. Pues no sabía yo que en este pseudo matrimonio de Theodore y tu, había algo tan especial. En fin, es lo que tiene eso de vivir casados, que se comparte todo y todo, hasta ir al psiquiatra. Que también le vale al tipo, no? eso de los diagnosticos tan rapidos. ah, como los odio.

Un beso cielo

Chevy dijo...

Alex:
Si hay fastfood, ¿por qué no pueden haber fast-terapeutas? En esta "puta" vida o todo va rápido, o no existe. Lo de Theo y mio es un matrimonio de conveniencia, por motivos fiscales, evidentemente. Jajaja.

Kisses