lunes, 9 de noviembre de 2009

Había

Cerró la puerta y suspiró.

Suerte que hacía algún tiempo había puesto una cerradura electrónica. Antes de abrir la puerta se había cerciorado de llevar el DNI, solo eso. La bolsa no pesaba demasiado. El vistazo que había dado a la casa le había entristecido. El desayuno fue más abundante que de costumbre. Tuvo que encoger algo la barriga, para abotonarse los pantalones. Esos no le caerían. La ducha, más concienzuda y meticulosa que de costumbre le había relajado mucho, solo tuvo un escalofrío cuando pasó su mano enjabonada por el trasero. Antes, había llenado la bolsa, cuatro utensilios de aseo básicos, unos pantalones, dos camisetas, dos calzoncillos, dos pares de calcetines, un jersey, todo nuevo, sencillo. Todo negro. Miro la nota que había dejado a la asistenta junto a unos billetes decía. "Acabe la semana y ya le llamaré cuando vuelva". Había dormido como hacía tiempo que no lo hacia, sentía estar en paz consigo mismo.

Antes, estuvo absorto, haciendo zapping. Descubrió que le gustaba. Había cenado solo, unas patatas tempranas con guisantes, y una lubina al horno. Le había costado prepararlo, pero había merecido la pena. Había mirado la cuenta corriente de gastos generales, había suficiente saldo para los fijos, durante largo tiempo. Pudo descansar algo, en el peluquero. La cara de sorpresa, al haberle dicho "al dos" no le había sorprendido. La tarde de compras, en esas tiendas que jamás había entrado, le habían agotado. El calzado, sin cordones, le había costado más encontrarlo. Había comido con un compañero de trabajo. Comida que notó insípida y conversación insustancial. En el despacho, por la mañana, había dejado arreglados, más o menos, unos asuntos pendientes. Mientras se afeitaba, lo había decido, si. Aquella inquietud acabaría con el. No había podido dormir casi nada. La angustia y la desazón lo devoraban.

Antes de acostarse, mientras se lavaba los dientes, empezó a ser consciente del daño. El taxista había sido el desencadenador. ¿Quiere recibo? ¿Que le pongo? Había cenado con un amigo, se habían ventilado dos botellas de vino. Al ir a pagar vio pero no quiso ver que solo habían anotado una. No dijo nada.

Ahora se iba a entregar a la policía, no por dejar de pagar la botella de vino, no, el estado había dejado de ingresar el 7% del IVA del Pingus 2001. Su precio en la carta era de 868 euros.

10 comentarios:

Thiago dijo...

jaja cari, que genial... aunque me hubiera gustado saber cuál era el delito, pero bueno, pq el Estado, ese monstruo que parece que persigue ahora a la clase economica catalana... la pobre, no roba unos 50 euros, no... roba millones....

Pero claro, es que los pobres llevan siglos llorando lo mucho que le roba el ESTADO, y parece que era al revés más bien. Algunos quieren la independencia para robar mas libremente, por lo visto... En todas partes es igual. Un grupo de millonarios quieren vivir del cuento a costa de los demás y para eso no necesitan un EStado que les vigile... Ese es el nacionalismo, con perdón.

En fin, Bezos.

EdeEngreído dijo...

Cuánta responsabilidad.

Thiago dijo...

Cari, es que tu lo que quieres plantear y explicar es muy dificil... la acción va para atrás? bueno, hasta ahi llego, es como un flashback de esos tan cinematografico, claro. Entiendo que todo pasa por su mente como ese sengudo que repasa tu vida antes de la muerte... Pero me pierdo en lo que me explicas de que la acción va al revés... jajaja

Lo leeré por tercera vez a ver si lo pillo.

Bezos.

Stanley Kowalski dijo...

Hola querido amigo! Pasó bastante tiempo de la última vez que te leí, pero lo tuyo es una constante superación. Este relato en particular, es fabuloso, un auténtico Chevy, pues lo bueno que tenés es que cambiás las formas, pero la esencia es siempre la misma.
Un placer visitarte, como siempre.

BESOTES Y BUENA SEMANA!

theodore dijo...

Intuyo que el muchacho había pasado por el bautismo de fuego carcelario, no?

Vamos, y decían que Memento era una obra maestra. Un post como este le da cien vueltas. ¿Tal vez estás tan imbuido del espíritu stultifero que todo lo planteas en escalera ultimamente, o eso me parece a mí? Porque igual me equivoco, pero esto parece un descenso desde la cumbre hasta la celda de cerradura electrónica y suspiro de "bueno, al menos he dejado a todo el todo el personal pagado y todo bien atado". Menos los no-cordones, claro, jejeje.

Lo mismo no he acertado mucho, pero anyway, BRAVO. As usual.

Folsom Prison Kisses

theodore dijo...

Coñe, el Pingus existe realmente y vale eso!!! Y lo peor es que el de 2004 vale 1.039 euros!!! Mon dieu.

Qué-fatiguita-me-da-todo Kisses

alex dijo...

Se empieza por una pequeña cosa y poco a poco se van llenando los bolsillos, y es que en política, no se salva nadie, pero nadie nadie y todos tienen que callar.

Un beso cielo

Chevy dijo...

Thiago:
¿Clase económica catalana? Ese concepto es tan amplio como confuso. La última parte del comentario... creo que no.

EdeEngreido:
Al menos hay alguien que la tiene.

Thiago:
Una cosa es la forma y la otra es el fondo. El fondo viene a decir aquello de "quien más quien menos".

StanleyKowalski:
Bienvenido!!! Las formas, no se, experimento.

Theodore:
O ha mirado un montón de películas o ha leido libros o ha mirado fotografías.
Es un viaje a lo "desconocido". De todas formas me imagino a los abnegados agentes retorciendose de risa por el suelo en el momento de entregarse. Me sigues sonrojando.

Theodore(2):
Es que los holandeses (creo) hacen buen vino, aunque sea Ribera de Duero. ¿Durero no era de Flandes?

Alex:
En politica se salva alguien, seguro.

A todos, gracias por vuestros comentarios.

Kisses (for everybody)

TUT dijo...

Hay que ver que conciencia cívica puede tener alguno: estafar IVA es estafar a las arcas del estado, es decir la de todos. Lástima que en este país no tuvieran una mínima conciencia de ello, aquí chupa y estafa hasta el maestro armero y hasta en el peror de los casos, en Cataluña : el presidente del Orfeó Catalá y del Palau de la Música, lugares sacrosantos aquí en esta tierra.

Una abrazo.

Chevy dijo...

TUT:
Si, eso es robar a todos.
Lo de los "lugares sacrosantos" lo tendremos que dejar para cosas bíblicas. Esperemos que la institución esté por encima del mal, en este caso.

Kisses