lunes, 7 de septiembre de 2009

Map of the Sounds of Tokyo

Creo que la última película que vi de Isabel Coixet fue Elegy. Iba a decir “típica historia de profesor universitario americano y romance con estudiante” y lo he dicho. Me sorprendió, no por la historia sino por su puesta en escena. Creo recordar que había vino, y me agrado la “Pe”. Y claro, no se puede ir al cine predispuesto. Predispuesto ¿a que? A pagar, siempre, predispuesto a que me sorprendan. Y va y no me ha sorprendido.

He visto demasiados tópicos y guiños a cosas que me suenan demasiado. El “love hotel” de la novela "After dark" de Haruki Murakami (lectura vacacional) . El karaoke: joder, ya tuvimos suficiente con “Lost in traslation”. El mercado de pescado: ¿no les gusta la carne a los “japos”? Y ¿no esta muy manida la escena del “sushi” o “maki” servido sobre mujeres desnudas? Si en la escena que Sergi López va en taxi aparecen los guantes blancos del conductor sobre el volante, me levanto y me voy (mentira podrida). Dudas de un no cinéfilo: la asesina profesional, ¿no es un guiño “tarantiniano”? Y no se cómo, con un guión muy original (la del amigo acompañante-narrador) ha caído en tópicos. Dudo que, haciendo un paralelismo (solo simbólico), Tokio se pueda resumir en paella, sangría, toros y sol. Yo, si fuera japonés, a parte de tenerla mas pequeña, me indignaría.

Después de haberla “destrozado” un poquito, la película tiene detalles. Sergi López está rechoncho para hacer escenas "subidas de tono" y encima tiene granos en la espalda. Real como la vida misma. Los pechos de la protagonista, Rinko Kikuchi (la sordomuda de Babel) son dignos de elogio. El ayudante de la tienda de vinos, Manabu Oshio (más cantante que actor en la vida real), está para comérselo y eso que sólo sale vestido. La “frikez” del hombre planta tiene su que (no irse antes de los títulos de crédito, por que vuelve a aparecer cuando ya se han acabado).

Detalle “extra”. Hay dos escenas difíciles de describir. Una es una “el día del beso” y otra es como una especie de terapia de desahogo. En ellas aparecen un montón de extras haciendo lo propio. Cuando acaban ambas escenas se nota una falta de naturalidad en el "yo me voy por donde venia" brutal.

La banda sonora es occidentalmente japonesa, igual es así, pero me ha parecido oir la música de “siempre” cantada en japonés, haciendo un paralelismo más atrevido, es como oír el “Yesterday” de los Beatles versión Los Manolos. Bueno, como siempre, después de criticar una película recomiendo que se vea, las que no merecen la pena, no se critican, se censuran.

Sentencia “fantasma”: Típico producto de la factoría Mediapro (Jaume Roures, productor ejecutivo). Woody Allen nos enseña Barcelona, ahora Isabel Coixet nos enseña su Tokio. Apuesto por Akira Kurosawa enseñándonos Kinshasa o Tombuctú. Lástima que esté muerto, que si no seguro que ganaba.

6 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Dejaste a alguien en pie? Creo que no. No puedo decirte nada porque no la ví, y después de tu crítica, dudo mucho que la vea, jajajaja!

Muchas gracias por tu visita, querido amigo!

BESOTES Y BUENA SEMANA!

coxis dijo...

Pues yo me fui del cine y me perdí la última aparición de la maceta humana... Mañana voy a verla otra vez, que no puedo estar sin la incertidumbre de saber cuál es el intríngulis de la planta

Sergi López está muy feo
La japonesa tiene cara de amargá

Menudo tostón (como la Vicky...)

alex dijo...

Mira, esto esta muy bien, porque el cine esta muy caro y es bueno saber que NO ver, que no se está como para tirar el dinero. De todas formas yo soy más de pelis más comerciales y cosas así, no se, es el cine que me gusta.

Besitos cielo

theodore dijo...

He tenido dos coixets interruptus con esta peli. Uno, error de horario, y otro, cambio de idea del acompañante. Será que el destino me está advirtiendo de que no debo verla? Bah, no le haré caso, al final la verá igualmente, pero por el momento no puedo estar o no de acuerdo con lo que dices y los paralelismos (una forma sutil de decir que la peli es "para lelos"?).

Viva el vino.
Sashimi kisses.

Jose dijo...

La verdad que leyendo tu critica - muy bien escrita (guiño) - se le quitan a uno los ganas de ir a ver esta peli.

La verdad que la Coixet no es santo de mi devoción. En una cosa difiero contigo: Sergi Lopez, puede hacer todas las escenas que quiera con o sin granos, porque yo le encuentro un morbillo.

Saludos desde el sur y buena semana.

Chevy dijo...

Stanley:
Pues hay que ir a verla, yo no me fio de mis críticas.

Coxis:
Igual es que no la teníamos que ver, sino escuchar. Lo del hombre-planta no vale la pena volver a pagar.

Alex:
Se tiene que ver un poco de todo, que sino te quedas estancado.

Theodore:
Los interruptus acostumbran a ser malos. No le hagas caso al destino, que ya sabes donde apunta. Hablo de paralelogramos, de aquello que se cruza muy lejos.

Jose:
Gracias por el guiño. Mi devoción es más mariana que isabelina, pero como dicen que es o era tan buena, pues hay que verla. Yo no "critico" el desnudo de Sergi Lopez, solo que me sorprende esa realidad tan alejada de los cánones de la supuesta perfección.


A todos, gracias por vuestros comentarios y paciencia.

Kisses for EveryBody