miércoles, 9 de septiembre de 2009

J'Accuse III


No, no podemos quedarnos indiferentes a los graves hechos del pasado fin de semana en Pozuelo de Alarcón. Hemos de reflexionar. Hemos de meditar. Hemos de aislar el problema (si existe) y buscarle una solución (o disolución).

Comentaba mi amigo Thiago que la culpa de los incidentes estaba, entre otras razones, principalmente en el problema de la educación y apuntaba directamente a los padres. Y yo que soy tonto, me dije, a ver si el mozalbete ese tiene razón. Y he investigado. Básicamente, trabajo de campo.

Se dice (yo aquí no opino) que los padres delegan la educación de sus descendientes en la escuela, en sus horas lectivas y como ellos no tienen tiempo, el resto de las horas libres están a merced de la electrónica. Se empezó con la televisión, aparecieron los primeros ordenadores, las video consolas, los teléfonos móviles, internet, los reproductores digitales y un largo etcétera. Y los padres felices, sus hijos no daban guerra, teórica. Un día, alguien se preguntó: ¿dónde están los valores? La respuesta fue fulminante: “con la llegada de la globalización, el valor de estos aparatos ha bajado un montón”. Oída esta respuesta, muy hábilmente se ahorro la siguiente pregunta que era ¿y las actitudes?

Y que tiene que ver todo esto con Pozuelo. Ahora viene la respuesta, es la culminación de mi trabajo de investigación. Los papis de los adolescentes de dicho pueblo, para justificar un pequeño grano de arena como aportación a su educación, enmascaraban una parte de la asignación monetaria de sus hijos con contraprestaciones de trabajos domésticos. Los pobres teen’s tenían que saber “lo que cuesta ganar dinero”. Y el más duro de ellos era tener que segar el césped de sus preciosas casitas. Pero un día un nene de esos le dijo a su papi (leer lo que sigue con voz nasal): “Papá, en casa de Jacobo han comprado una Automower". Papá, que no sabía nada del tema, y para no parecer un inculto, memorizó el nombre y respondió un lacónico “Ah”. Días después se informó o le informaron de que se trataba. En la publicidad rezaba: “Automower es un robot cortacésped, autónomo y ecológico, que sale cada día a cuidar la hierba por si solo sin necesidad de que Ud. lo controle.”. El padre, distraído como siempre, se quedó con trozos sueltos “robot”, “autónomo”, “cuidar”, “por si solo” y “lo controle” y pensó que los japoneses habían inventado una especie de canguro para pre-adultos, pero al recordar la palabra “hierba” se le encendieron todas las alarmas. Después de concentrarse en la lectura, suspiró aliviado. Miró el precio, alto, si (entre 2500 y 3000), evaluó el desgaste psicológico que le producía perseguir a su hijo para que cortase el césped, y se decidió a pagar por la cortadora y a su hijo, por la patilla. Cientos de hogares “pozueleños” hicieron lo mismo. Y pasaron de tener hijos ociosos, a tenerlos ociosos y descansados. El cóctel estaba servido.

Y ¿de quien es la culpa?, ¿de los padres?, por comprar el artilugio, ¿del sistema?, por ofrecernos la posibilidad de comprarlo, o de los hijos, por sus continuas reivindicaciones. El alcalde tenia razón, la culpa es de los de fuera, en este caso de los suecos, el fabricante es Husqvarna.


8 comentarios:

theodore dijo...

Pues parece una aspiradora de toda la vida. Y la muy hijap**a es la culpable de todo. Menos mal que tenemos investigadores profesionales para llegar al fondo del problema.

(bravo)

Greengrass kisses

alex dijo...

El problema es de la sociedad que ha dejado de lado la educación de los hijos. Y no tiene nada que ver que sean niños de papa, porque eso ocurre en muchos sitios. En Pozuelo se ha desatado por un chispazo, pero podría pasar en cualquier sitio. El problema es la comodidad de los padres y de un sistema que quiere tener a estos mismos jóvenes tal y como están ahora, es decir aborregados.

Una pena.

Besitos cielo

Stanley Kowalski dijo...

Coincido con Thiago, los responsables son los educadores, sean padres o lo que fuere. Interesante post.

BESOTES QUERIDO AMIGO.

Thiago dijo...

Bueno, a ver, yo llevo toda la semana peleandome con todo el mundo. Yo no digo que estuviera bien lo que paso, claro. Yo no me lio a piedras con nadie, eh. Y no digo que sean los padres exclusivamente, jaja eso ya lo dijo Freud, ese tuberculoso...

Pero yo digo que no se arregla con prohibiciones, ni diciendo que "ERAN DE FUERA" ni diciendo que eran "ALBOROTADORES PROFESIONALES". Y sobretodo lo que digo es que no hay derecho que los lleven esposados como asesinos confesos, sin presuncion de inocencia, el caso es que el juez los ha dejado libres a todos.

A veces, digo a veces, tb. la poli tiene la porra un poco floja, no?. En fin, lo mejor lo que dijo el Arzobispo de Madrid: hay que rezar más el rosario...

con ideas asi, ¡asi nos va!

Bezos.

P.S. creo que tampoco se arregla prohibiendo el botellón. Se va a liar parda.

Chevy dijo...

A todos (y cada uno), o sea a la mayoría.

Yo solo pretendia hacer un post jocoso-festivo de la idiotez reinante (nada contra la Casa Real) entre DETERMINADA juventud de hoy en día. Ya habeis comprado la p**a segadora, ni que sea para el felpudo de la entrada?

Petons (per tots)

@georgedlaselva dijo...

Ufff!!!
Recuerdo bien esta situación...
En casa estábamos acostumbrados a idear juegos, juguetes, etc., los electrónicos y el internet y demás cosas no hacían ni mera pizca en nosotros... Hoy en día la única solución viable para los padres para no SOPORTAR (como ellos dicen) a sus hijos es mandarlos a la escuela, cursos, ponerles internet, t.v., video juegos, y todo lo que se pueda INVERTIR (Dicen que e spor su bien)....
Si fuera por su bien creen que las cosas en la sociedad marcharían de esta manera???..

mistercloset dijo...

Joer, Chevy, que ninguno hemos pillado lo jocoso ni lo festivo. Yo como padre que soy (rara avis de este club)me lo tomaré como pretendes y te diré que mi jardín lo ensolé totalmente por lo que en vez de ponerlos a segar los pongo a fregar suelos. Eah!

Chevy dijo...

Mistercloset:
¿Los? ¿Plural? Torero, torero, torero. Jajajajaja.

@georgedlaselva:
Debe ser dificil eso de ser padre y no morir en el intento. De hacho todos acaban muriendo.


Gracias por vuestros comentarios.

Kisses (for everybody)