miércoles, 22 de julio de 2009

Diván IX

- ¿Que tal Chevy? ¿Cómo va todo? –me dice. Empiezo a no soportar como pone los labios para pronunciar la ch. ¿Se lo tengo que decir o he de ir a otro terapeuta anti-no-soportos?
- Fatal, estoy francamente mal, como si el mundo se me hubiese caído encima(1).
- Eso debe causar más bien una sensación de opresión que…
- Me engañó.
- Esto que dices suena muy fuerte.
- Su “retrospección positiva” no ha funcionado
(2).
- Es una opinión, discutible, eso si.
- Yo buscaba el porque de un hierro que me separaba de alguien y después de un sinfín de gestiones, llego a la conclusión de que el problema reside en mi.
- Mira Chevy…
- Esos labios… -susurro yo.
- ¿Decías?
- No, no, nada, nada.
- Como te decía Chevy –y yo mirando hacia otro lado- el tratamiento de la “retrospección positiva” ha dado resultados positivos, valga la redundancia.
- Mire, no se que vale la redundancia, se que usted me cuesta lo que no está en los escritos y no sabe lo que me ha costado aguantar las conversaciones telefónicas con los ineptos de…
- Tranquilízate, hombre.
- No me diga que me tranquilice! – le grito.
- Perdona, perdona.
- Es que a veces me dan ganas de…
- Por esto estas aquí.
- Estoy aquí porque su terapia no ha funcionado.
- En esto estás equivocado.
- Oh.
- Si. Han pasado casi cuatro semanas desde que te prescribí la retrospección y seguro que no te has acordado del problema.
- Del problema, no, solo buscaba al responsable.
- Bien, y ahora que te has dado cuenta, cosa que yo ya sabia, que el problema eres tú, creo que podremos empezar a encontrar una solución.
- Si, pero…
- A ver, dos persona, un banco, tres posibilidades, izquierda, derecha o el centro.
- La del centro, descartada, había un hierro….
- Entonces cuatro posibilidades.
- Yo escojo derecha-izquierda y me siento.
- Bien, al escoger derecha-izquierda, a tu acompañante solo le quedaba dos opciones, derecha-derecha o izquierda-derecha.
- ….
- Y si mi concepción espacial no me falla, escogió izquierda-derecha, ya que el hierro quedó entre ambos.
- Si.
- Bien, pero independientemente de su elección, si tú hubieses elegido derecha-derecha a él solo le quedaba una opción y ningún hierro entre medio.
- Oh, me está diciendo que le coarté su libertad de elección.
- No exactamente, solo que has de ser consciente de que todas nuestras decisiones conllevan consecuencias.
- Esto me pasa por ser un maleducado y no invitarle a sentarse primero –le digo yo, un poco arto de tanta conga y tanta elección.

Volviendo a casa, totalmente curado del hierro ese, el taxista me mira a través del retrovisor y yo sonrío, no a él, sino a mi. Soy una persona afortunada. Si le llego a decir la verdad al mamón ese del terapeuta, estaría revolviendo toneladas de basura en algún vertedero como terapia de retrospección positiva. En derecha-derecha había una bolsa de plástico y un vaso de refresco de un fast-food. Claro que si me hubiese sentado en izquierda-izquierda…



(1) En Tratamiento (y) III, Chevy piensa “para sus adentros”: “El mundo se me cae encima”.
(2) En Diván VII, el terapeuta prescribe una “retrospección positiva” para encontrar el porque del hierro en el banco.

uno

6 comentarios:

alex dijo...

¿Así que al final de todo, era donde te sentabas o estabas más cómodo? Derecha-derecha, izquierda-izquierda, izquierda-derecha, derecha-izquierda. ummm. ayer me dijiste que había veces que no le tenía que buscar un doble sentido a las cosas... y ahora no se que pensar, de verdad. Me desconciertas mucho, ya no se si pensar mucho, o no hacerlo, ummm, que hacer, que hacer?????? no se, bueno, si tu escogiste primero, poca leche le dejaste a tu acompañante, pero si todo esto es un doble sentido, que tiene toda la pinta, tantado la derecha-derecha, como la izquierda-izquierda, quedan descartadas.

Yo me hubiera sentado en el centro, pero creo que alguien se tomo la molestia de que nadie pudiera hacerlo, asi que creo que me situaría en la derecha-izquierda. Ummm no se.... ¿Seré yo el problema?

Besitos cielo...

theodore dijo...

Todo es relativo. Seguro que si le preguntamos al hierro, estará convencido de que el problema es él. Lo mismo hasta cree que es una yenka más que una conga. O no.

También habría que preguntarle a la bolsa de plástico (¿estaría esperando para el casting de "Catalonian Beauty"?) y al vaso de fast food. Tal vez estaban intimando y se vieron interrumpidos.

Enhorabuena por la cura,saluda a Robert Smith de mi parte :-)

Overnight square bench kisses.

Chevy dijo...

Alex:
Todo es un juego. La realidad es que quedó el hierro entre medio. Lo que no me acuerdo es si habían "desechos" en izquierda-izquierda, no iba pedo o si, ya no lo se. La moraleja tal vez sea que muchas veces nos perdemos en las cosas más nimias. La próxima vez, sacaremos hierro al asunto. ¿Tú el problema? ¿No has pensado que tal vez seas parte de la solución?

Theodore:
Por la parte que te toca, a parte de la del hierro, ¿Que habrías hecho? El nivel de alcohol en sangre no exime la respuesta.
La ruta literaria de aquella noche, curiosamente acababa en aquel banco, no por ser la última etapa, sino porque el chico aquel que tenía hambre a aquellas horas es A de Noche II. Juguete completo, juguete comansi.
He saludado al del huerto (aviso a lectores, que esta referencia es un doble giro con salto mortal), de tu parte, y me ha dicho que hoy no le importas, que SIN EMBARGO mañana estará... No se, tu sabrás. Yo, que nunca miro hacia atrás, los jueves, me voy a dedicar a mirar las paredes.

Kisses (a ambos de los dos)

alex dijo...

Yo parte de la solución? De quien? Si tengo muchas veces la sensación de ir por la vida y al no definirme o no saber lo que quiero me pierdo entre la multitud. No se, solución de quien? Bueno hoy no lo pienso que me Levante bien contento.

Besitos cielo

Stanley Kowalski dijo...

Un final a toda orquesta! Genial, el Olimpo ya te pertenece, además de varios Oscars. No defraudaste con este magnífico final (no esperaba menos de vos). Mis más cálidas felicitaciones!!
Y voy a decirte lo que a veces escribo en mi blog: Chevy, I LOVE YOU.

MONTONES DE BESOTES HERMOSO!!!!!

@georgedlaselva dijo...

Definitivamente te luciste con este final.
Me pongo de pie