jueves, 2 de julio de 2009

Siete Gatos VI

Hoy toca. Hemos llegado a tal punto de entendimiento, que salvo “subidones” súbitos tenemos nuestros días prefijados. Tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero es lo que hay.

Nos desvestimos para la ocasión. Solo lo mínimo, esa prenda que se lleva en la parte inferior del torso. Retiro el cubrecama y se tumba. Y dice “Ven”. Lo tomo como que tiene unas ganas tremendas y no como una obviedad, o acaso, ¿me tengo que ir?

Siempre lo hace. Procura coger mi lado de la cama. Seguro que es para descolocarme. No querría ser mal pensado pero igual me quiere suplantar y hacer el amor consigo mismo. Igual me estoy volviendo paranoico.

Los prolegómenos transcurren con un beso por aquí y otro por ahí. Caricias no faltan. Intento no fijarme en el tic nervioso que tiene. Se retira continuamente el pelo de la cara, primero tirando un poco de aire hacia arriba, para después acompañarlo con el dorso de la mano. Cuanto la temperatura ha alcanzado el nivel justo, procedemos a sacarnos la última prenda. Cómo no, hace lo mismo de siempre. “Ummm” dice, mientras huele ese pequeño trozo de tela. Me los había puesto limpios después de ducharme, haría no menos de media hora. Nuestra ropa se lava con el mismo suavizante. ¿He tenido tiempo de marcar territorio? Procuro no darle más importancia. Concentración. Concentración.

Curiosamente no ha ocurrido. Después de trabajarme las partes inferiores, no ha empezado con el típico “ggghhhrrrr, ggghhhrrrr”. ¿Me habré depilado sin darme cuenta o sólo me ha trabajado la puntita? La verdad, la cara que pone cuando intenta sacarse del paladar un pelillo, la odio, pero como el odio hace el amor, la he encontrado a faltar.

Definitivamente, hoy es mi día de suerte. No hay más que un tipo de profilácticos, y me ahorro el regateo de texturas y gustos, a fin de cuentas será mutuo, el gusto. Los jadeos, más propios de una película porno, los tengo asumidos. Lo que me cuesta más es que me pregunte si la postura me va bien Si el jadea, y yo no cambio, me tiene que ir bien, no se, supongo. Como soy de pocas palabras, cambio de postura. Concentración. Concentración.

Hasta aquí, mis queridos lectores, es todo lo que recuerdo. La cantidad de sangre que tengo que bombear me acaba pasando factura, y no tengo la suficiente irrigación en el cerebro como para poder acordarme de nada más. Se que acaba satisfactoriamente por determinadas pruebas viscosas, y que por su localización y cantidad denotan un final, cuanto mínimo, satisfactorio.

Ya, en la post tranquilidad, donde tengo su cabeza en mi pecho, y mis manos le acarician ese pelo, que tanto trabajo le da, donde el único sonido audible es nuestra respiración queda roto cuando lanza la inexorable pregunta.

- ¿Te ha gustado?

Mi respuesta es clara, sigo acariciándole el pelo aunque las ganas de estirárselo en un súbito ataque de rabia, las tengo. Noto que algo crece. La carne es débil y poco hecha, más. Seis.

9 comentarios:

theodore dijo...

Ah, el temible y complejo mundo de la Rutina (Turner).

Ya sólo queda un gato y sabremos el desenlace, a mí se me ocurren tantas cosas que por si acaso no diré nada, vaya a fastidiarlo. Aunque seguro que habrá sorpresa. Qué intriga.

Besos inexorables.

g| George dijo...

Hola!!!
Tienes un invitación desde mi blog.
Entérate en este post:
http://giorgiolio.blogspot.com/2009/07/julio-mes-de-la-identidad-cultural.html

Chevy dijo...

Theodore:
Rutina, si, pero fo____.

Arriesgate, venga. Esta pensado pero no escrito y siempre se puede cambiar.

g| George:
Ya lo he leido. Te enviare el email...condicional

Kisses (for both)

mistercloset dijo...

Una pregunta indiscreta: ¿tus 'gatos' saben que tienes un blog?
Otra:¿Lo leen?

alex dijo...

Pues no se como acabará todo, pero a mi me han dado unas ganas tremendas de tener novio para poder sentir ese placer. Y me resultó muy tierno el final, con él apoyado en tu pecho y tu jugando con su pelo... jo.. que bonitooooooooooo....

Stanley Kowalski dijo...

Por supuesto me encantó. Y me voy a arriesgar, espero un final a toda orquesta, y sé Chevy, que no me vas a defraudar.

BESOTES SUPER HERMOSO!!!

Xim dijo...

Dear Sir Chespir, yo que había lloriqueado tanto esta escena y me encuentro con esto, quiero decir que evidentemente no me lo esperaba así, supuse que rizarías el rizo con escenas realmente cómicas y harías así que me partiera de risa, pero sabes que te digo, que me gusta así, con esa tierna escena final, rebosa humanidad (algo tan en falta estos días), así que mil FELICIDADES, y ahora sí que me uno a los que esperan el final con impaciencia...

besotes majete

XiM

Supongo que sabes de otro regalito en mi blog para ti, espero te guste...

The Aloofness dijo...

Sir Chespir, la atmósfera perfecta. Me da la impresión de que cae mucho amor sobre esa cama.

¿Él sabe si la rutina lo excita? ¿o es la consecuente mala leche lo que lo hace? ¿una mezcla de ambas?

Estoy deseando un siete.

Chevy dijo...

mistercloset:
Sospecho que si, pero solo es una sospecha.

Alex:
¿Que placer?
¿Bonito? Pero si estoy a punto de forzarle a una alopecia!!!

StanleyKowalski:
Va, venga, arriésgate.

Xim:
Todo son percepciones. Incluso las manías que cogemos a la gente pueden ser cómicas.

TheAloofness:
Amor hay, pero está un poco harto de algunas cosas. La rutina excita solo lo que te permite vivir fuera de la rutina.

A todos, gracias por vuestros comentarios. Ay que miedo me da el último gato.

Kisses for everybody