viernes, 17 de abril de 2009

Diván IV

En “Noche V” hacía referencia a la necesidad de ir a ver al terapeuta tras el visionado de otra película. Aquí está el resultado.

- El otro día volví a ir al cine –le comento.
- Ah, ¿y?
- Vimos una película que no íbamos a ver. “En el séptimo cielo”- y como quería causarle impresión, añadí- Wolke Neun, en versión original.
- Oh, ¿sabe alemán?
- Bien, no.... pero creo que hablaban con acento de la ex RDA y esto me dificultó entender algo.
- Ah
- Una película complicada. Empezando por el título. En alemán y también en inglés (Cloud Nine) hay un 9, pero en castellano un 7, y donde ellos ponen nubes nosotros cielos, pero claro yo traduzco literalmente. El título más adecuado podría ser “En el séptimo piso”. Se pasaban el día subiendo escaleras.
- ¿Y de que iba?
- Uf, complicado
- Pues empiece.
- Una mujer comete una infidelidad a su marido.
- Típico argumento. Pero visto desde una óptica tradicional, ¿no ha pensado por un momento que la primera infidelidad es con ella misma?
- Bien, no se en que ni como pensaba ella, pero se defiende diciendo que no lo buscaba, que pasó.
- Hasta aquí todo normal.
- Normal, normal no. Creo que hay mucha gente que busca y no encuentra nada.-y añado- Y encima eran gente de la tercera y hasta de la cuarta edad!!!
- Oh!
- Y también habían escenas de sexo.
- ¿Sexo implícito?
- No, no. Sexo explicito y mucho, y muy explícito.
- ¿Y esto le incomodó?
- Hombre....
- ¿Si?
- Digamos que no estoy acostumbrado.
- ¿Al sexo?
- No, hombre no. Al sexo con gente de esa edad –digo con un tono de voz algo enfadado.
- Ah
- Incluso había una señora, la prota, que se masturbaba en la bañera.
- ¿Y le turbó este hecho?
- El hecho no. El lugar, evidentemente. Cuando iba al cole, a los jesuitas, un día nos pasaron un corto de una masturbación femenina. Yo no supe de que iba hasta pasados unos días. Era muy inocente…. entonces.
- Y que más.
- Si, también se hablaba de rutina y monotonía. Más que hablar, se veía.
- Siga, siga.
- Y también salía una hija que le divierte la infidelidad de su madre pero que después se enfada un montón cuando se entera de que se lo ha explicado a su marido –aquí me paso tres pueblos con el terapeuta, porque le doy a entender que se lo explica al marido de la hija, pero en realidad la explicación se la da al cornudo, que no es el padre de la hija. Así lo lío un poco y piensa más en la trama que en el trauma.
- O sea, que ella lo explica.
- Si, a su marido y él no se lo toma muy bien, que digamos.
- Y usted, como se lo tomaría –me pregunta con una voz grave.
- Difícil decirlo. Treinta años son muchos viviendo juntos... y así de golpe, como quien no quiere la cosa.... Igual diría aquello de “mientras no me cueste dinero”. Es jodido, si. A lo mejor diría: “la mala puta es sincera, coño”, no se.
- ¿Pasó un rato agradable?
- Sufrí.
- ¿Veía reflejados a sus padres en esas situaciones?
- Afortunadamente los enterré, y mirar atrás por eso, no se si me hace falta.
- Ya, pero el que pone el criterio aquí soy yo.
- Bueno, jamás me he querido imaginar a mis padres en plena faena.
- En resumen, para aclararme –dijo- Todo el cóctel le inquietó.
- La verdad. Los sonidos me causaron un profundo desasosiego.
- ¿Que sonidos?
- De locomotoras, de trenes que pasan, de una plancha, de una máquina de coser, de los aviones aterrizando....
- No le entiendo –me interrumpe.
- He dejado para el final, el peor de todos. El ruido del agua en la cafetera “Melita”. Es una constante en la película. Cierro los ojos y lo sigo escuchando, no me lo puedo sacar de la cabeza.

NA: Como todos llegaremos a esa edad, unos antes, otros más tarde, mejor saber lo que nos depara el destino. Si, recomendada.
Chiste que aparece en la película: "¿cómo hace el amor un viejo de ochenta años?, pues ella hace el pino mientras él se la mete hacia abajo"


4 comentarios:

theodore dijo...

Lástima que me la perdí, con las ganas que tenía. Ganas de verla, no de sexo. Bueno, sí de sexo, pero no con ancianos.

Aquí es que duró poco. La película, no el sexo. Bueno, la duración es la misma en todas las ciudades donde se pone, pero la duración en cartel ya es variable. No es que el cartel lo quiten antes, es que la película la retiran pronto, con cartel incluido.

Muakkks.

Stanley Kowalski dijo...

Me parece que Theodore en cualquier momento te roba el diván. Qué querés que te diga? Genial, como siempre, adoro el diván.
La peli no la ví y tampoco la vería.

BESOTES Y BUEN FINDE

Arrumako dijo...

El psicoanalista lo que te quiere es trajinar, jejeje. Tú síguele hablando del chucuchú del tren y del chup chup de la cafetera que ya verás, ya...

Un besote Chevi.

Juan de Dios Dávila dijo...

Hoy en día, como tú sabes, existe el Cialis para el varón.
El Viagra ya pasó de moda: dicen que es más efectivo el primero que el segundo.

También he escuchado que la mujer (al fin siempre pasiva, en lo que al sexo se refiere) no pierde a ninguna edad su apetito.

Eso es lo que se dice. Ya lo veré en el futuro, si es que llego.

Besitos freudianos.