viernes, 3 de abril de 2009

Noche V (with happy end)


Salimos del cine. Pasan unos minutos de medianoche. Por la hora que era, no quedaría muy bien llamar al terapeuta. La película me ha vuelto a dejar tocado. Tendré que ahogar mis penas con el whisky. No entiendo como es que la gente va al cine y encima se divierte.

Vamos a una cervecería cercana. Yo a lo mío, el JB con limón, los demás, tres cervezas y un Baileys. Conversamos sobre la película. Bromas y más bromas. Que si patatin que si patatan. Frendly, que es lo que toca. La gente esta cansada y todos se encaminan a dejarse caer en los brazos de Morfeo (cursi cursi, la expresión).

Yo, sigo en la misma línea. A lo mío. Me desplazo a “petarlandia”, un local de petardas con música más petarda (si cabe). Cae otro cubata mientras acabo de escribir unos “memos” en el móvil. Demasiadas cosas a la vez. Beber, fumar, mirar (otear), escribir y de vez en cuando mover un poco el cuerpo mientras tarareo alguna canción. Mal eso de beber y fumar, feo lo de mirar (y eso que era mirada neutra) y lo de escribir en un pub, enfermizo, si pero como el teléfono tiene teclado qwerty pues no cuesta tanto. Una escena: Dos chicas comiéndose la boca a escasos centímetros de un elemento que esta escribiendo en un móvil. Podría estar escribiendo sobre lo que acontece a su alrededor, pero no, esta escribiendo una historia acontecida hace unos 10 meses.

Sigo mi peregrinaje. La misma rutina, pero me gusta. Entro en el otro local con el pase del anterior. Solo entrar me encuentro con D. Sonrisa. Muac, Muac. Creo que todas las veces que nos hemos encontrado de cara casi siempre me hace la misma pregunta:

- Estoy buscando a la peña.
- No la he visto, acabo de llegar, pero seguro que están en los lavabos –le contesto.

Puta manía que tiene la gente con eso de ir a los lavabos. O van a hacer cosas ignominiosas o el 90% de la población tiene problemas urinarios (aquí hay tema).

En un arranque de amabilidad y ternura, le pongo la mano en la cara y le digo:

- ¿Te estas dejando barba?
- Bueno, hace una semana que no me afeito -contesta con su voz suave, un tanto nasal, y prosigue- me voy a dejar perilla.

Yo hago una mueca de desaprobación y cada uno sigue su camino. Busco un punto de anclaje. Mi favorito esta ocupado. Pruebo dos o tres más, pero no lo acabo de encontrar. Me acerco a la barra y en un acto de solidaridad económica pido un refresco. Por fin encuentro mi particular punto de observación. Espalda protegida (por los empujones, tontos) y visión periférica despejada, sin agobios. Despliego el radar. La programación de los objetivos a identificar es simple. Elementos en movimiento, con preferencias hacia los que tienen extremidades superiores e inferiores. El radar detecta unos cuantos “solodevista” y también pasa J alias T y se lleva dos “muacs”. Después de descartar posibles objetivos, no por desdén sino por pánico escénico, selecciono uno. Estatura mediana, bien parecido, pelo corto, camiseta negra sin mangas (no de tirantes) que marcaban buenos bíceps, pantalones vaqueros, deportivas blancas y sosteniendo una cazadora ligera de color beige. Parecía que iba acompañado de una pareja (él y ella), pero cuando la pareja desapareció, el permaneció ahí, solo, desamparado. Bailaba con cierta gracia. Miradita por aquí, miradita por ahí. La visión que tenia de él era lateral, sus miraditas implicaban movimiento de cuello las mías solo de ojos. Pasado un rato, eterno, si, la miradita se convirtió en mirada, esbozó un sonrisa (joder como ganaba sonriendo él muy cabrón) y se encamino a mí.

Lamento cortaros el rollo ahora, pero lo que pasó a continuación, podría herir la sensibilidad de más de uno, incluida la mía y ya he escrito demasiado para no haber pasado nada. Así que, dar rienda suelta a vuestra imaginación y acabar la Noche V como más os guste. Os daré una pista: no he necesitado ayuda “divaníaca”.

THE END

Debido a los cientos de protestas que he recibido por el final de esta entrada, aquí la tenéis. Es un final kowalaskiano, pero es un final.

A escasos centímetros de mi, se detuvo. Se agacho, hincando una rodilla en el suelo. Yo pensé: "Hay madre, hoy no habrá morreo, vamos directos." Me fijé en sus movimientos. Se subió la pernera del pantalón, sacó una Walther P22 que llevaba sujeta a la pierna y me vació el cargador, sin mediar una sola palabra.

No sentí nada. Solo un insoportable zumbido en los oídos. Noté como se me abrió el esfínter de la uretra. Me sentí húmedo. Vi a los porteros que se lo llevaban. Gente a mi alrededor que movía la boca y yo sin poder oír nada. No tenía ninguna herida, no sangraba, supuse que la munición era de fogueo. Di un paso y empecé a entender la puta manía que tiene la gente con ir al lavabo.

15 comentarios:

tatojimmy dijo...

Esto de los finales abiertos...

Y de los principios, porque ni siquiera dice sla peli a la que fuisteis... en fin.

Besos.
Muchos.

mistercloset dijo...

Iba a poner, desdeñoso, que "nada nuevo bajo el sol", pero seré sincero y reconoceré que "qué envidia más cochina".

theodore dijo...

A mí lo que me interesa es la peli que viste, también.

Besos llenos de noche.

SC| George dijo...

Me dió su tarjeta, pe pidio marcar después. Aburrido me te fuiste a casa....jaja

Xim dijo...

¡¡¡¡¡¡ INCREIBLE !!!!!! ESTE HOMBRE NUNCA CONTESTA LOS COMENTARIOS, JOOOODEEEEEERRRRRRRRR...

Stanley Kowalski dijo...

CHEVY TE ODIO!!!!!SOS DE LO PEOR!!!!!



Besos pero pocos.

Chevy dijo...

For EveryBody:
"En el séptimo cielo"

tatojimmy:
Los finales siempre son abiertos. El único final cerrado es la muerte, a no ser que creas en la otra vida.

misterclosed:
No empezemos con envidias .... que todos tenemos. Yo aún no se desnudarme como tu.

Theodore:
Vease "For EveryBody".
Ya caerá un diván, ya.

SC George:
Frio frio. Jajajajaja.

Xim:
Haber que yo me entere. Donde se responde. Aqui o en el blog origen. Normas ya !!!!!.
Y mira que presuponer que soy un hombre ... que osado!!!!

Stanley Kowalsky
¿Quieres un final?
Pues venga, habrá final kowalsky.

A lot of KISSES for EveryBody

theodore dijo...

Vaya, se me escapó esa peli, y mira que tengo ganas de verla... ya caerá.

A mí me pasa igual que a tí, nunca estoy muy seguro de si se debe responder en el blog propio o en el ajeno o en el anejo o en el añejo. A veces ni duermo.

theodore dijo...

Anda, y no me había dado cuenta de que le pusiste un final... También estaba bien sin él.

Thiago dijo...

jaaj cari, la verdad es que escribes con mucha gracia y la cosa me jode, jaja Es que yo soy muy envidiso, solo que yo lo reconozco.

Tu post está genial con final incluido, aunque pa final feliz, feliz... podría decir que me gustaría verte despatarrado con cinco tiros en el cuerpo? noooooooooo, jaja es una broma, eh.
que yo tb. te quiero. No mucho, pero algo si, jajaaj

Vas camino de ser un genio de la blogosfera, cari, te lo digo como lo pienso, el autentico sucesor de CANALLA, y además tu le pasas a tus post el corrector ortográfico, jaajaj.

Bueno, bezos.

Y por dios, contestale a Xim que le va a dar algo, y además parece que es guapete, jajaaj

Thiago dijo...

cari, en serio que todo es de broma, eh...! que efectivamente me divierte discutir contigo mamablemente y que a todos nos gusta un poco de caña (siempre que no sea mucha, claro, jaaj).

Bezos

Stanley Kowalski dijo...

Esto es un final! digno de vos, me encantó! APLAUSOS!!!!!


BESOS Y MUCHOS!!

Xim dijo...

A ver Señor Chevy, en su perfil pone:

Chevy
Sexo: Hombre
Sector: Tecnología
Ubicación: Barcelona

Y va y me escribe:

Y mira que presuponer que soy un hombre ... que osado!!!!

¿EN QUÉ QUEDAMOS?...

Más cosas, si no se responde aquí a los comentarios ¿POR QUÉ NOS HA CONTESTADO A TODOS???

Para Thiago:

Pásate por aquí y sabrás quién es el guapete de la foto en mi perfil:

http://turnthebeaton.blogspot.com/search/label/Joe%20D´Allesandro

SaLu2 y Bss a todos los demás...XiM

Juan de Dios Dávila dijo...

Pues yo llegué después de tanto alegato y jaleo.
El verdadero final de la historia es (con el permiso de Chevy):

"Y cuando íbamos a dirigirnos unos `holas´, regresó la amiga del chico".

Verte y no verte, la suerte o la muerte (de Miguel Hernández, creo).

Stanley Kowalski dijo...

Gracias hermoso! Aunque no lo creas, no los conté, pero todos me producen siempre la misma emoción e igual sorpresa.

BESOTES