lunes, 18 de mayo de 2009

Siete Gatos (I)

- ¿Otro café?
- Bueno, si
- Creo que bueno si que lo es.
- Si, si.

Cojo la cafetera y le lleno la tacita, hasta un dedo del borde. Consigo no derramar ni una gota, eso es importante, después cuesta sacar la mancha del mantel. Él, se acerca la azucarera y se sirve un cucharadita.

Empieza su ritual. “Dring, Dring, Dring”. Con suma delicadeza, sujetando el cubierto con el pulgar y el índice realiza un ligero movimiento circular, el resto de los dedos, rígidos, apuntan no se donde. “Dring, Dring, Dring”. Me empiezo a poner nervioso. ¿Serán las tacitas, será esa mini cucharita lo que hacen ese ruidito? En casa de mi abuela no hacían ese ruido. Y después “Clinc Clinc”. Golpea la cucharita en el borde de la tacita y se la acerca a la boca. Mis nervios van en aumento. Voltea el diminuto cubierto en su boca, y lo deja en el platito mientras con los labios hace un leve movimiento, casi imperceptible. “Que pare, que pare”, pienso yo. Pero no, hoy será como siempre. Con los mismos dedos que ha utilizado para la cucharita coge la tacita. Esta vez, el corazón y el anular están recogidos, pero el meñique sigue rígido. Se la lleva a la boca y sorbe un poco. Yo dirijo mi mirada hacia el techo, allá donde teóricamente apunta el meñique. Oigo el inevitable “srup”. Hoy por suerte miraba al techo, pero mi cuerpo ya está rígido, dispuesto al ataque. Con parsimonia deja la tacita en el platito y se oye el insufrible “aahhhh”, de satisfacción, supongo.

- Si, es bueno –dice.
- Es lo que hay –respondo.

Respiro profundamente. Tengo la cafetera a mano. Tengo su cara a mi alcance. Será rápido.

Vuelvo a respirar profundamente, esta vez expulso sonoramente el aire por la nariz. No sé cuando empecé a fijarme en demasiadas cosas. Me relajo. Me siento magnánimo. Se lo perdono, pero me la apunto. Una.



15 comentarios:

theodore dijo...

Había dejado un comentario pero el señor blogger no lo ha subido.

En fín, decía que tengo un probema. Cada vez me cuesta más dejar un comentario theodoriano (con ironía, retranca, sarcasmo, vaya, todas esas cosas tan divertidas que me gustan :-P). Cada vez más, lo único que me salen son halagos.

Y es que cada vez lo haces mejor, jopelines. Yo de mayor quiero escribir como tú.

Besos gatunos.

Xim dijo...

Y que me dirás de esta maravilla:

http://www.youtube.com/watch?v=PJ7dvPtNImY

NUNCA OLVIDARÉ
ESA TAZA
DE CAFÉ...

bss deskafeinados

XiM

g| George dijo...

Le invito a tomar un café.

Chevy dijo...

Theodore:
O sea, que te pongo de los nervios. Jajaja. Aun estoy digeriendo un email....

Xim:
Me gustaria tener una cabellera rubia y larga como esa, natural, a ser posible. Un dia haré el ejercicio de narrar la escena.

g| George:
Acepto encantado.

For all:
Dring Dring Dring.
¿Maniaco?, ¿exagerado?, ¿intolerante?, ¿quisquilloso?

Muchiiiiiisimas gracias a todos.

Kisses For EveryBody

theodore dijo...

Maniaco, exagerado, intolerante, quiquilloso....simplemente humano. Normalmente uno no se pone de los nervios por algo así si no hay una historia detrás. El desgaste en una relación (de pareja, familia, amistad o lo que sea) hace que cada detalle, manía o tic de la otra persona se vea engrandecido hasta molestar como un pellizco. Tal vez tu historia no vaya por ahí, pero es lo que a mí me ha sugerido.

Siete gatos, la precuela:

(se concede al dueño del blog la potestad y libertad de borrar este comentario si le parece improcedente, inadecuado o "chafatorio" de algún próximo post)

Estoy encantado. Parece que todo sale bien por fín. Es tan diferente a lo que he tenido antes... me gustan sus maneras refinadas, su dulzura y delicadeza, su meticulosidad en esos pequeños detalles tan cotidianos que él hace especiales. Cómo envuelve con una solemnidad cada gesto, cada movimiento, y a la vez lo hace natural, sin imposturas. Su manera de disfrutar de un café, el modo de recrearse como en un ritual primitivo con el azúcar, parece que hay un número exacto de giros para disolverla y que esté en su punto, que no pierda la esencia. Deja caer una gota en su boca, los dedos siempre sujetando con precisión la cucharilla, paladeando su obra de arte líquido, para después con la misma precisión, con apenas un ligero cambio en la posición de los dedos, llevar la taza a los labios y beber, concentrado, marcando con un profundo sonido su degustación y la satisfacción que le produce. Podría pasar una vida entera contemplándolo, admirando ese ritual. Algo me dice que la felicidad ha llamado a mi puerta.

Y sin embargo.

(dring dring kisses y perdón de nuevo por la osadía)

Chevy dijo...

Fantástico.
Creo que aún no he borrado ningún comentario y espero no tenerlo que hacer y menos de aportaciones tan churriguerescas y positivas como esta. Y tranquilo que no me chafas nada y si ocurriera, el ejercicio del disfrute seguiria siendo el mismo, solo perderia la sorpresa.
Gracias, muchas. Muchas gracias.
Y haber si dormimos.....

Kisses (at morinig)

alex dijo...

Una pasión y una delicia leer como una simple acción se puede convertir en el más sublime de los gestos que nos encandile y enamora. Con que sutileza y maestria contaste lo que en segundos pasa por la vida, pero se queda en el recuerdo para siempre.

Un besito.

Thiago dijo...

Tiene razón Theodore. Desde luego para comentarta a ti, ya no me sirven ni mis ataques de verborragia, ni mis tonterías, ni mis ironías, ni mis ridículos versitos, ni mis sonaras carcajadas.... ¡No sé que decir ya, pq en tus post circula libremente la genialidad! Haces post de la nada y te quedan totales... Escribes sobre sensaciones sin necesidad de aclaraciones, todo es sugerente, inquietante, original... ¡Hay tanta vida en tu protagonista moviendo esa cucharita como en toda la física cuántica¡ !que asco, que complejo! jajaaj

Bezos, cari.

P.D (Sin gracias, pq lo que es justo, es justo y además, genial).

Thiago dijo...

Supongo que mi efebrecido comentario tan elogioso ha impedido que otros posibles intlectuales de pro digan ya nada más de tu post ¡allá ellos! Ellos se lo pierden.Hoy es lo mejor que he leído y lo único que siento es que me hayas eclipsado el mío del que me sentía tan orgulloso, que idiota, jajaj!

Theodore el pobre se ha quedado muerto. Me ha dicho que el mio tb. está bien, pero claro, habiendo leido primero el tuyo, le habrá parecido una tostón... El me ha sorprendido con una cantante de la que no tenía ni idea, pero tb. me ha sorprendido que tu te rías de los comentarios, jaaj Eres malo, hasta cuando vas de excursión, jajajaa.

En fin, guarda este "els siete gats" en tu vitrina, pq te exigiré que todos tus poste tengan esta misma calidad, jajaaj

Bezos.

Thiago dijo...

... y contestame a mi tb. no como los demás, no me "inores" (es que los gallegos no pronunciamos la g antes de n, jajaja).

Chevy dijo...

Alex:
Si, si. Toda la razón. Pero el recuerdo que se podía haber llevado a la otra vida era el de una "herida inciso contusa de una cafetera Oroley en el occipital derecho".

Thiago:
Te pasas tres pueblos. Tendría que hacer un post diario para contestarte. Pero por una vez y sin que sirva de precedente, contesto (a ti en particular y extensible FOR EVERYBODY), con una corta poesía:

Siento rubor.
siento sonrojo.
Siento turbación.
Siento vergüenza.

Siento lo que sentís
pero lo siento,
fallar, fallaré
pero vosotros, no me falléis.

Y ahora me dices que lo guarde en una vitrina. ¿Y con los seis restantes que hago? Porque es una sietelogía.
Me encanta leer vuestros comentarios. Lo que habéis visto sin estar conscientemente en la mente del autor. Mira, ahora igual he inventado un estilo "escritura inconsciente". Jajajajaja.
De todas formas, me sigue encantando tu forma de escribir y de comentar tan generosa. Lo que dije esta madrugada a las 2:14 lo mantengo. Gran post (el tuyo).

For Everybody: Votación Comentarista.
¿Continuo la saga aun a costa de volver a la cruda realidad?

Kisses for EveryBody (a lot of)

alex dijo...

Ni se te ocurra dejarnos ahora sin saber como cuando y porque. Un golpe con la cafetera? Jajaja esto promete.

theodore dijo...

A mí me habéis dado un día entre los dos que pa mí se queda. Tanto derroche de talento es difícil de digerir. Ays...

Lo de continuar la heptalogía (hermosa palabra) será una pregunta retórica, imagino. Como no lo hagas te doy yo con la cafetera in the morros.

La escena del café almodovariano es total, y añado la de la obra maestra que se lo inspiró:

http://www.youtube.com/watch?v=fDGQCXa2kxs&feature=related (minuto 5.20 o así)

Besos de merienda

Stanley Kowalski dijo...

Llego tarde, pero a tiempo para decirte: SUBLIME!!!!!!!!!!!!!!!!!
Puedo leer a otros que estén muy buenos, pero lo tuyo de hoy es IMPRESIONANTE!!!!!!!!!!!

AVE CHEVY!! A TUS PIES!!!!!!!!!

BESOTES

Chevy dijo...

Alex:
1-0

Theodore:
2-0
Gracias por la palabreja. Cuando uno es inculto...
Esos americados y su café valgalaredundacia... donde esté una cafetera de acero fundido... pero la mala leche del Marvin algo hace.

Stanley Kowalski:
Pasaba lista y no estabas y casi casi te pongo falta. Pero como dicen por algun sitio "nunca es tarde si la dicha es buena".
Gracias por tanto elogio inmerecido.

Kisses for EveryBody.